En un contexto europeo, donde actualmente se genera alrededor de 78 millones de m3 por día de efluentes industriales, algunos sectores como el textil, petroquímico, farmacéutico, curtido de pieles, etc. tienen la necesidad de tratar sus efluentes mediante procesos alternativos. A destacar el sistema biológico de lodos activos convencional, el cual no puede eliminar la alta-mediana carga de contaminantes recalcitrantes, o los procesos fisicoquímicos convencionales, los cuales suponen unos costes (e impactos ambientales) no asumibles por muchas empresas, especialmente las PYMEs.

Estos sectores requieren la incorporación de nuevas tecnologías que impliquen una nueva estrategia de tratamiento y valorización de sus efluentes. Tecnologías que, combinadas, puedan dar solución tanto a la alta carga contaminante, al tipo (recalcitrante/tóxico) de contaminación, así como a la variabilidad de la carga en función del proceso y sector en que se aplique y puedan llegar a permitir la reutilización del efluente en alguna aplicación industrial.

En consecuencia, surge el proyecto FentO3 que persigue desarrollar una tecnología altamente eficiente, versátil y rentable, que asuma los principios de la química verde (eficiencia energética, uso de materia prima renovable, reducción del impacto ambiental, eliminación de contaminantes emergentes/prioritarios…), con el fin de aplicarla tanto en los efluentes industriales como en los de depuradoras urbanas y, asimismo, garantice la revalorización del propio efluente tratado.